03
Jue, Dic

El peligro para la salud de dejar de practicar deporte durante la pandemia

Deporte
Typography

El estudio Impacto COVID-19 en Instalaciones Deportivas indica que un 56% de los CEOs de los centros fitness encuestados considera que podrían comenzar a recuperar los niveles de facturación del 2019 a partir del tercer trimestre de 2021. Igualmente, un 84% de los centros empeoran sus previsiones respecto al mes de mayo, y solo el 16% restante las mantiene.

Estas cifras indican que el contexto actual está poniendo en riesgo la supervivencia de un sector que suma más de 214.000 puestos de trabajo y cuenta con más de 4.700 centros deportivos en nuestro país y actúa como motor paralelo de otras industrias.

Un peligro más para la salud
“La situación es dramática y si continúa así el 44% de nuestras empresas se verán abocadas al cierre”, asegura Alberto García Chápuli, gerente de FNEID. “Solicitamos el respaldo que merecen los servicios que prestamos, no olvidemos que somos un sector esencial para la salud, que promueve la actividad física y refuerza el sistema inmunológico, tan importante para enfrentarnos a este virus”, añade con toda la razón.

Así lo recoge el manifiesto realizado por la Fundación España Activa, en el que se evidencia la importancia del deporte en relación al COVID-19, tanto en la prevención como en la recuperación de personas afectadas. Mediante este estudio, la entidad solicita el reconocimiento de la contribución activa y positiva de los centros deportivos como instrumento integral y fundamental de protección de la población frente a la pandemia, así como la necesidad de mantenerlos operativos y accesibles durante esta crisis.

“Que muchas empresas de nuestro sector estén en peligro de desaparecer no es un problema sectorial, es un problema para toda la sociedad. Los servicios que prestamos son fundamentales para la salud de las personas. Incentivar a la población a que acuda a nuestras instalaciones para realizar actividad física es promover una sociedad, sostenible, sana, productiva y feliz, que estará más preparada para enfrentarse al día a día e incluso a problemas de salud como la COVID-19”, asegura García Chápuli.

Centros seguros: sólo un brote en España en el mes de junio
De igual forma, las instalaciones deportivas ponen en valor su responsabilidad y el hecho de haber sido pioneros en desarrollar un eficiente protocolo de medidas y actuación ante la Covid- 19, puesto que desde el reinicio de su actividad, en el mes de junio, solo se ha detectado un brote en nuestro país vinculado a centros deportivos entre los millones de servicios que se han prestado en las 4.700 instalaciones, lo que supone la mejor prueba de que los gimnasios y centros deportivos son lugares seguros.

“Todos nuestros centros siguen estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias para garantizar la máxima seguridad de usuarios y trabajadores y permiten una extraordinaria trazabilidad que ningún otro sector ofrece, lo que facilita una rápida actuación. Las medidas y restricciones deben ser acordes a los riesgos reales de cada sector de actividad, que en nuestro caso son prácticamente inexistentes con las precauciones adecuadas, como lo demuestran estos tres meses que llevamos de actividad. Para nosotros la salud siempre ha sido una prioridad, por eso es fundamental garantizar la supervivencia del sector y, de esa forma, garantizar la salud de millones de personas”, explica García Chápuli.

Cómo el ejercicio físico ayuda a pacientes con coronavirus
Tras procesos tan intensos a nivel físico, el cuerpo necesita recuperarse, a nivel muscular sobre todo. Si un paciente ha estado varias semanas ingresado en el hospital, la masa muscular se ve fuertemente comprometida. Aprender a andar, a levantarse, a moverse en definitiva, son algunas de las tareas que de tan simples, se vuelven imposibles. El coronavirus ha dejado a muchas personas volviendo a aprender a caminar. Y es la actividad deportiva de fisios y rehabilitadores la que les ayuda.

Tener una mayor capacidad respiratoria, aumentar la capacidad pulmonar, se puede entrenar, se puede mejorar realizar ejercicios. Y es clave para la recuperación de muchos pacientes que han pasado por una neumonía bilateral.

Salir a pasear, al aire libre, a caminar un rato... permite la movilidad de todo el cuerpo, activa el organismo, se absorbe vitamina D, la sangre se mueve, las lesiones con el movimiento se recuperan antes, el sistema inmunitario se refuerza... Algo tan sencillo como salir a pasear es clave para nuestro organismo. Hay muchas personas que pueden tener miedo al virus, y es normal, por eso los gimnasios y centros deportivos cumplen una función tan elemental. Cuidan de nuestra salud, física y mental. Sentirse bien físicamente es estar bien mentalmente.

 

FUENTE: https://as.com/deporteyvida/2020/10/11/portada/1602398411_797318.html

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS